Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

X
Elementos que componen un buen curriculum
Estás en:

Elementos de un CV

Hay algo que es invariable para todos los modelos de currículum, y es que siempre recogen:

Datos personales

Formación académica

Experiencia profesional

Como información adicional, el curriculum puede incluir información sobre:

Idiomas

Informática

Otros datos de interés

Objetivo profesional

Los datos personales pueden aparecer encabezando el documento o al final del mismo. Si se tiene una experiencia profesional dilatada, lo más recomendable es detallar en primer lugar la experiencia profesional. En caso contrario, es mejor plasmar los datos académicos primero y luego la experiencia profesional.

Este apartado debe incluir los siguientes datos:

  • Nombre y Apellidos
  • Dirección permanente (con el Código Postal)
  • Teléfonos de contacto (fijos y móviles)
  • E-mail
  • Fecha y lugar de nacimiento
  • DNI

Según lo requiera cada caso

  • Servicio militar
  • Prestación Social Sustitutoria
  • Estado civil

Este apartado se puede dividir en dos partes:

  1. Formación oficial (titulaciones oficiales y programas de postgrado)
  2. Cursos complementarios (formación ocupacional, cursos, seminarios, etc.)

Ambas partes deben incluir los siguientes datos:

  • Nombre del título
  • Nombre del centro
  • Fecha en la que se realizaron los estudios (inicio y fin)
  • Duración

En el apartado de datos académicos es recomendable comenzar por la formación que más interesa destacar, tales como estudios universitarios, cursos de postgrado o similares, que normalmente se corresponden con el objetivo profesional.

En el apartado de cursos complementarios debemos incluir sólo aquellos cursos que se adecuen al puesto ofertado o que sean de interés para la empresa. Por ejemplo, si estás buscando un empleo como Consultor Estratégico, no incluyas en tu formación complementaria los cursos de baile, cocina o actor de doblaje.

Experiencia profesional

La experiencia profesional es fundamental. La elaboración de este apartado y el modelo a elegir varían según la trayectoria de cada candidato. Sea cual sea el modelo elegido, es indispensable incluir la siguiente información:

  • Nombre de la empresa
  • Nombre del puesto
  • Duración en el puesto (fechas de inicio y fin)
  • Departamento donde se desarrolló la actividad laboral
  • Breve descripción de las funciones más relevantes CV del estudiante y/o candidato sin o con poca experiencia.

Los candidatos que no cuentan con una gran experiencia profesional, deben elegir el modelo de CV cronológico inverso, es decir, empezar por las experiencias más recientes.

Es importante señalar si se realizaron prácticas durante los estudios, ya que se consideran experiencia profesional y es uno de los aspectos más valorados por los responsables de Recursos Humanos.

Es importante incluir toda la información relativa a trabajos de voluntariado, así como la participación en asociaciones estudiantiles.

Si se elige el modelo cronológico o cronológico inverso, es conveniente destacar la evolución profesional resaltando el puesto, las actividades desarrolladas y los logros obtenidos.

La mejor manera de destacar la trayectoria profesional es elegir el modelo funcional, donde se resaltan las funciones y responsabilidades adquiridas en los trabajos anteriores.

Idiomas

Por lo que respecta a los idiomas, se deben señalar los siguientes datos:

  • Nombre de la academia o escuela de idiomas
  • Años de estudio invertidos en la formación
  • Certificados obtenidos / Nivel de dominio
  • Estancias en el extranjero dedicadas al estudio de idiomas

Por lo general, el nivel de conocimiento de idiomas se mide según la siguiente escala:

  • Nivel bajo conversación sobre temas básicos, utiliza los tiempos verbales de pasado, presente y futuro en frases sencillas. No tiene fluidez y comete muchos errores, tanto en la pronunciación como en la escritura.
  • Nivel medio puede mantener una conversación sobre temas comunes, pero con poca fluidez. Utiliza y reconoce los tiempos verbales pero comete errores. Aunque su vocabulario es limitado, puede leer textos de mediana complejidad.
  • Nivel alto se comunica con fluidez y comete pocos errores. Puede hablar de temas abstractos como las emociones y se defiende en contextos muy variados, aunque no conozca el vocabulario específico. Es capaz de expresarse por escrito sobre temas diversos, con una correcta argumentación de sus ideas.
  • Nivel bilingüe: se relaciona con fluidez en cualquier contexto, tanto hablando como por escrito. Puede traducir sin dificultad.

Si quieres aportar información más específica sobre tu conocimiento de idiomas, utiliza la siguientes valoración, con su correspondiente nivel de dominio:

  • Leído
  • Hablado
  • Escrito
  • Traducción

Informática

En el apartado correspondiente a informática es conveniente especificar:

  • Nombre de la aplicación / lenguaje de programación
  • Nivel de los conocimientos
  • Certificados o diplomas que acrediten tu formación en el área informática

Por lo general, el nivel de conocimientos informáticos se mide según la siguiente escala:

  • Nivel Usuario
  • Nivel Usuario Avanzado
  • Nivel Profesional
  • Nivel Experto

Los conocimientos informáticos se dividen en áreas o familias de aplicaciones:

  • Ofimática (Autoedición, Procesadores de texto, Hojas de cálculo, Internet, Mail, etc.)
  • Bases de datos (Abap/4, Access, Data Warehouse, FoxPro, Oracle, SQL Server, etc.)
  • Comunicación (Fibra óptica, redes, LAN, Novell, NT y Unix, Routers, TCP/IP, etc.)
  • Diseño (Auto CAD, Dreamweaver, Freehand, 3D Studio, Photoshop, Quark Xpress, etc.)
  • Herramientas de Gestión (Meta 4, People Soft, SAP, etc.)
  • Lenguajes de Programación (C/C++, HTML, Java, JavaScript, SQL, XML, etc.
  • Paquetes Integrados (Lotus SmartSuite, Microsoft BackOffice, Microsoft Office, etc.)
  • Sistemas Operativos (DOS, Linux, Macintosh, Solaris, UNIX, Windows 95/98, etc.)

Otros datos de interés

El currículum vitae puede finalizar con una sección que englobe todos aquellos datos adicionales que sean de interés para al empresa o digan algo de nuestra personalidad. En este apartado, que podría titularse Otros datos de interés, tienen cabida los siguientes datos (en función del perfil de cada candidato):

  • Adscripción a Colegios Profesionales y Asociaciones
  • Premios, Becas y Reconocimientos
  • Publicaciones
  • Referencias personales y profesionales• Aficiones y hobbies (breve)
  • Trabajo voluntario y participación en ONG
  • Vehículo propio
  • Carnet de conducir y modalidad
  • Disponibilidad para viajar (ninguna, nacional, internacional o total)

Objetivo profesional

Algunos CV incluyen un párrafo al inicio o al final del documento, donde el candidato expresa sus objetivos profesionales y personales. En los países anglosajones es un apartado imprescindible de todo curriculum funcional.

El objetivo profesional se aconseja sólo en el caso de que se tenga muy claro y se pueda avalar con la formación académica o la experiencia profesional que se posea hasta la fecha. Hay que tener en cuenta que el objetivo profesional tiene que estar en consonancia con la empresa a la que nos dirigimos y con las funciones propias del puesto ofertado.