Educación en España

RETOS DEL SISTEMA EDUCATIVO

Nuestro sistema educativo se encuentra en pausa, mientras se debate cómo será el Pacto de Estado que establezca las bases para el futuro de la educación en España. Esta situación ha puesto en suspenso la aplicación de diversas partes de la LOMCE, y otras reformas pendientes de gran importancia que afectan a la profesión docente y a la necesidad urgente de modernizar la enseñanza en España. Desafíos a los que el sistema educativo deberá hacer frente en los próximos años.

“A mayor cualificación, mejores perspectivas laborales y socioeconómicas” lo dice la OCDE, y lo confirman los datos que publica en su Informe Panorama de la Educación 2017. Tres de cada 10 personas que no han completado la ESO están sin empleo en España (frente al 17% de la OCDE). Una proporción que baja al 20% entre quienes han terminado Bachillerato (9% en la OCDE) y al 16% para los que tienen estudios superiores (7% en la OCDE).

Aunque las capacidades de los alumnos se mantienen en torno a la media de la UE, y el abandono escolar prematuro sigue descendiendo, las grandes diferencias entre regiones (en inversión, en nivel socioeconómico y en el mercado laboral que ofrecen) hacen que el avance en educación sea muy desigual en nuestro país.

Las grandes diferencias entre regiones hacen que el avance en educación sea muy desigual en nuestro país

Uno de los problemas más difíciles de afrontar es el de la violencia en las aulas. A pesar de los esfuerzos que se están realizando desde el Ministerio de Educación, los casos de acoso contra alumnos y profesores se han multiplicado en los últimos años.

Otro de los frentes que se mantiene abierto es la necesidad de adecuar la formación a las necesidades del mercado laboral actual, potenciando la Formación Profesional, actualizando el mapa de titulaciones y facilitando la cooperación con las empresas.

Como resultado del Pacto de Estado por la Educación (al cierre de la edición de este informe no se ha producido) se espera también una modernización de la enseñanza, así como una reforma de la profesión docente y la de las condiciones laborales de los profesores, muy mermadas con la crisis. Además de una mayor inversión para poder hacer frente a los retos que se plantean en educación, que son muchos, para los próximos años. Éstos son algunos de los puntos más importantes a resolver. Como resultado del Pacto de Estado por la Educación (al cierre de la edición de este informe no se ha producido) se espera también una modernización de la enseñanza, así como una reforma de la profesión docente y la de las condiciones laborales de los profesores, muy mermadas con la crisis. Además de una mayor inversión para poder hacer frente a los retos que se plantean en educación, que son muchos, para los próximos años. Éstos son algunos de los puntos más importantes a resolver.

RETO 1: Mejorar la igualdad entre regiones

Aunque el rendimiento de los alumnos españoles está en torno a la media de la UE y el abandono escolar sigue descendiendo, la repetición de curso sigue siendo elevada y las notables diferencias entre regiones muestran que el avance en educación es muy desigual en nuestro país.

Según el Informe PISA de 2015, la proporción de alumnos españoles con bajo rendimiento en los tres ámbitos examinados se sitúa en torno a la media de la UE: 18 % en ciencias, 16 % en comprensión lectora y 22 % en matemáticas. Comparándolos con los resultados de PISA 2012, hay una mejora general en comprensión lectora y en matemáticas y un ligero descenso en ciencias. El punto crítico está en la diferencia entre las regiones con mejores y peores resultados, que es de más de 40 puntos, lo que equivale a más de un año de escolarización.

Aunque esta situación pueda achacarse en parte a la situación socioeconómica de cada Comunidad Autónoma y los recursos que destinan a educación, desde la Unión Europea indican que también puede haber lagunas en la eficacia de la gestión educativa. Y sugieren que se aborden estas disparidades regionales en los conocimientos, competencias y capacidades que alcanzan los escolares, fortaleciendo la formación del profesorado y el apoyo individual a los estudiantes.

Porcentaje de variación del alumnado en EE. Régimen General no universitarias entre los cursos 2006-2007 y 2016-2017 por comunidad autónoma

Fuente: Datos y cifras del curso escolar 2017-2018. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

RETO 2: Reducir el abandono escolar

El abandono escolar prematuro ha descendido de manera gradual en España en los últimos ocho años. Según los datos publicados por el Ministerio de Educación en 2017 se registró una media del 18,3% (en 2016 fue del 19%), acercándonos todavía más al objetivo nacional del 15% planteado para Europa 2020. Pero a pesar de esta tendencia positiva, somos el segundo país con el mayor índice de abandono escolar prematuro de la UE, por detrás de Malta.

Desde 2016 las regiones cuentan con un programa de cooperación territorial de ayudas para prevenir el abandono escolar (Plan Nacional 2014-2020 para la Reducción del Abandono Escolar Temprano). También se han puesto en marcha plataformas de colaboración entre las administraciones regionales y se ha impulsado la Formación Profesional Básica como alternativa para alumnos de secundaria con bajo rendimiento.

Sin embargo, aún persisten muchas diferencias. Mientras comunidades como Murcia o Baleares todavía luchan con índices de abandono escolar por encima del 20%, otras como País Vasco y Cantabria ya están por debajo del 10%.

Las causas son diversas. Los factores relacionados con la situación socioeconómica y el nivel educativo de los padres tienen un papel destacado (53% de abandono entre alumnos más desfavorecidos frente al 9% de alumnos en mejor situación). Pero también influye mucho el mercado laboral que ofrecen. Las regiones en las que el crecimiento se basa en actividades con una gran demanda de trabajadores poco cualificados, como el turismo o la construcción, corren más riesgo de ver cómo aumenta de nuevo el abandono escolar.

Abandono educativo temprano por Comunidad Autónoma. Año 2017.

Fuente: EDUCAbase. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

RETO 3: Mejorar la convivencia en las aulas

La violencia escolar se extiende como una plaga por nuestras aulas. Sólo en 2016 la Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) registró 1.207 casos, y a través del teléfono contra el acoso escolar se detectaron 8.589 problemas de bullying en centros educativos de toda España.

En solo un año 300 profesionales pidieron ayuda a El Defensor del Profesor por situaciones conflictivas en su centro educativo

Pero los alumnos no son las únicas víctimas de situaciones de acoso y violencia. Según el Informe del Defensor del Profesor 2017 publicado por la Asociación Nacional de Profesorado Estatal (ANPE), más de 32.538 profesores procedentes en su mayoría de la educación pública ya han sido atendidos en este servicio desde su puesta en marcha en 2005.

Aunque desde el gobierno ya se han puesto en marcha diversas medidas para luchar contra el acoso escolar (un plan de cooperación territorial, un servicio telefónico de ayuda, guías y folletos, cursos de formación y una red de escuelas libres de acoso para intercambiar experiencias y recursos), durante el curso 2016-2017 se registraron 2.249 nuevos casos, lo que supone un 15% más que el curso anterior. En solo un año 300 profesionales pidieron ayuda a El Defensor del Profesor por situaciones conflictivas en su centro educativo, multiplicándose por cuatro las agresiones y amenazas de alumnos a profesores.

Los últimos datos publicados sobre el bienestar de los estudiantes (OCDE, 2017) muestran que es un problema especialmente alarmante no solo en nuestro país, donde el 14 % de los estudiantes españoles manifiesta haber sufrido acoso escolar. Como media, en todos los países de la OCDE un 19 % de los alumnos de 15 años sufren acoso escolar en forma de burlas, amenazas y/o agresiones físicas.

RETO 4: Reducir la brecha de género

En el informe "Panorama de la Educación 2017" (Education at a Glance) publicado por la OCDE se alerta del sesgo de género que se está produciendo en la educación en nuestro país.

Según los datos recogidos en este estudio, solo el 12% de los alumnos que se matriculan por primera vez en Tecnologías de la Información y la Comunicación en España son mujeres. Siete puntos por debajo de la media europea. Mientras que en las áreas de ingeniería, producción industrial y construcción la cifra es un poco más alta y alcanza el 24% de los estudiantes matriculados.

En el futuro, la participación de las mujeres en trabajos relacionados con las ciencias y la tecnología siga siendo todavía minoritaria

A juicio de los expertos, esto provocará que en el futuro la participación de las mujeres en trabajos relacionados con las ciencias y la tecnología siga siendo todavía muy minoritaria. Un dato negativo si se tiene en cuenta que en estas áreas se generarán miles de empleos.

Por eso, señalan como objetivo fundamental que desde el Gobierno y las propias escuelas se haga un esfuerzo extra por dar a conocer a las estudiantes estas carreras y las oportunidades que ofrecen. Y desde el ámbito social piden visibilizar los referentes: tener mujeres científicas, expertas en TIC, ingenieras y matemáticas como modelo para que las niñas se planteen esa posibilidad como futuro profesional.

Distribución porcentual del alumnado en Bachillerato según modalidad cursada (evolución y situación por sexo)

Fuente: Datos y cifras del curso escolar 2017-2018. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

RETO 5: Modernizar la enseñanza

En estos momentos se siguen debatiendo los temas que formarán parte del todavía sin concretar Pacto de Estado por la Educación, con el que se pretende llegar a un consenso entre todas las fuerzas políticas para realizar una reforma integral de la educación en España y alcanzar un marco legislativo duradero.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha puesto sobre la mesa 11 indicadores de referencia, que abarcan un amplio espectro de temas dentro de todos los niveles educativos, siguiendo la línea del marco estratégico “Educación y Formación 2020” de la UE. La mitad de esos 11 objetivos están relacionados con la actualización de los programas académicos y de los métodos didácticos para ayudar a las escuelas a innovar, y adaptarse mejor a las nuevas demandas de la sociedad.

Uno de los objetivos es dotar a las escuelas de mayor autonomía respecto a la gestión de recursos, programa académico, evaluación de alumnos y admisión. El uso de las TIC en el proceso de aprendizaje está también incluido en la agenda del pacto. En 2017 el Gobierno adoptó el «marco de competencia digital» para docentes con el fin de certificar y mejorar las competencias digitales del profesorado.

Número medio de alumnos por ordenador destinado a tareas de enseñanza y aprendizaje (1)

1. Se consideran los ordenadores destinados preferentemente al profesorado y a la docencia con alumnos.

Fuente: Datos y cifras del curso escolar 2017-2018. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Otro de los temas que se debaten es la promoción de la enseñanza multilingüe. La evolución es buena, pero aún hay problemas que resolver. La primera Encuesta Europea de Competencias Lingüísticas realizada en 2012 mostró que solamente un 14 % de los estudiantes españoles de secundaria alcanzaba el nivel B1 en lengua extranjera (inglés). Hoy en día, el 99 % de los alumnos matriculados en educación primaria en España aprende una o más lenguas extranjeras, y el aprendizaje es obligatorio a partir de los seis años (Eurydice, 2017). Pero todavía hay diferencias en función de los itinerarios académicos: casi todos los alumnos de la ESO (97,5 %) estudian inglés, mientras que solo el 20,4 % de estudiantes de FP lo hacen.

RETO 6: Adaptarse al mercado laboral

Según los datos publicados por la Comisión Europea en el Informe “Education and Training Monitor 2017 Country Analysis”, el índice de empleo de los titulados españoles está aumentando (72,3% en 2016), pero sigue por debajo de la media de la UE y del índice nacional que había antes de la crisis (el 85,3 %).

Nuestro país cuenta también con el mayor porcentaje de la UE de titulados que ocupan empleos que no requieren estudios universitarios (un 37 %). Por ello, la Unión Europea ha pedido a España que adapte su educación superior a las demandas reales del mercado laboral.

Aunque la capacidad de las universidades para cooperar con la empresa está mejorando, la limitada movilidad de los alumnos y el personal docente, las escasas oportunidades de prácticas laborales, la falta de incentivos y la rigidez de la gestión universitaria siguen siendo obstáculos para la cooperación con las empresas en educación o investigación.

A pesar de la puesta en marcha de la Formación Profesional Básica para alumnos de Secundaria y de la modalidad de FP Dual que combina estudio y trabajo, el número de estudiantes es todavía muy bajo en relación con el resto de países europeos industrializados

Por otro lado, España también necesita aumentar el atractivo de los programas de Formación Profesional. A pesar de la puesta en marcha de la Formación Profesional Básica para alumnos de Secundaria y de la modalidad de FP Dual que combina estudio y trabajo, el número de estudiantes es todavía muy bajo en relación con el resto de países europeos industrializados. Solo un 12% de los estudiantes se decantan por la FP en nuestro país frente al 26% de media en el resto de la Unión Europea.

En cuanto a la formación para el empleo, aunque la ley que regula el Sistema de Formación Profesional (Ley 30/2015) incluye también oportunidades de formación para que todos los trabajadores mejoren su empleabilidad, validando las competencias profesionales adquiridas mediante la formación y el trabajo, la participación en 2016 fue del 9,4 %, también por debajo de la media de la UE.

RETO 7: Reformar la profesión docente

El nivel de satisfacción del personal docente en España ha empeorado mucho en los últimos diez años. La falta de reconocimiento social, los recortes durante la crisis y el aumento en los contratos de interinos han deteriorado sus condiciones laborales.

Por un lado, se espera que el aumento de la tasa de sustitución aprobado en 2016 reduzca el porcentaje de personal docente interino en el sistema, del 20 % en 2016 al 8 % en 2020. Esto debería crear hasta 130.000 puestos de trabajo en tres años, si el Ministerio de Educación cumple con su promesa de convocar amplias ofertas de empleo público (150.000 plazas) en los próximos cinco años, con tres convocatorias por cuerpo docente.

Por otro lado, también se espera que el ansiado Pacto por la Educación incluya una reforma integral de la profesión, abordando la elaboración de un Estatuto Docente que regule un nuevo modelo de acceso, selección y desarrollo de la carrera profesional.

Se espera que el ansiado Pacto por la Educación incluya una reforma integral de la profesión, abordando la elaboración de un Estatuto Docente que regule un nuevo modelo de acceso, selección y desarrollo de la carrera profesional

Los debates que se están llevando a cabo en estos momentos tendrán en cuenta el “Libro Blanco de la Profesión Docente (MECD, 2015)”. Entre las medidas previstas en este libro blanco se encuentra lo que ya se ha denominado popularmente el MIR educativo. Una importante reforma del sistema de acceso que incluiría: cuatro años de formación, una prueba de selección y dos años de especialización con prácticas pagadas en escuelas antes de ejercer la profesión.

Itinerario formativo para los docentes de magisterio y enseñanza secundaria propuesto en el Libro Blanco de la Profesión Docente.

Itinerario formativo para los docentes de magisterio y enseñanza secundaria propuesto en el Libro Blanco de la Profesión Docente