Director de centro educativo

LA PROFESIÓN

Según los datos que publica el Consejo Escolar en su Informe de 2017 sobre el Estado del Sistema Educativo, un total de 33.102 personas prestaban servicio como personal de dirección y especializado sin función docente en los centros de enseñanza de régimen general durante el curso 2015-2016 (22.073 en centros públicos y 11.029 en centros privados). En la última década este grupo ha crecido un 30%.

Tradicionalmente, en los centros públicos la labor de director ha recaído siempre en los mismos docentes que, bien por elección interna o de forma rotativa, asumían también de forma temporal la gestión del centro. En 2013 llegó la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), y con ella un cambio de modelo en la dirección escolar.

Aunque la profesión de gestor educativo o director de centro aún no está regulada como tal, la LOMCE detalla por primera vez unos requisitos formativos específicos para acceder al puesto de director en un centro educativo público. En este nuevo modelo, se considera que el director es el representante de la Administración educativa, pero sin olvidar su liderazgo pedagógico y de gestión. El director debe unir dichas áreas de forma eficaz para que el centro tenga autonomía pero sin olvidar los planes estatales.

Entre las propuestas que se analizan en el “Libro Blanco de la Profesión Docente” uno de los documentos de referencia para el Pacto de Estado por la Educación que se quiere conseguir, la creación de un cuerpo de Directores de Educación Primaria y Secundaria se considera clave para alcanzar la excelencia educativa. La idea es crear equipos que tengan una mayor autonomía, liderados por Directores con formación administrativa que serán evaluados en su desempeño.

Si se lleva a la práctica esta propuesta, que ya está implantada con éxito en otros países, la figura del director de centro cobrará mucha más importancia, y será más demandada, lo que provocará a su vez que la de formación para este trabajo también se amplíe en los próximos años.

Personal no docente en las enseñanzas de régimen general por función/categoría, sexo y titularidad de los centros.

Ámbito nacional. Curso 2015-2016.

  Centros públicos Centros privados Todos los centros
  Total Mujeres Total Mujeres Total Mujeres
Personal de dirección y especializado sin función docente 22.073 83,3% 11.029 77,3% 33.102 81,3%
Personal de administración 9.364 73,5% 11.104 77,5% 20.468 75,7%
Personal subalterno y de servicios 45.798 72,5% 17.068 74,4% 62.866 73,0%

Nota: No se dispone de datos desagregados por centros privados concertados y centros no concertados.

Fuente: Informe 2017 sobre el estado del sistema educativo.

¿Qué hace un Director de Centro Educativo?

Dentro de los Centros Educativos, el director o gerente es el encargado de planificar e impulsar aquellas medidas que busquen la mejoría para toda la comunidad escolar, es decir, padres y madres, alumnos y profesores. Esta persona debe planear las cuestiones administrativas, la contratación de personal, el control del inventario (inmuebles y equipamientos), la autorización de gastos, etc. De la misma forma, también es la persona encargada de organizar el cronograma de actividades al inicio del nuevo año escolar y evaluar los diferentes programas de actividades extraescolares que pretenden llevarse a cabo, siendo responsable último de las decisiones que se van a tomar y velando por la correcta ejecución de las mismas. Su objetivo es el cumplimiento del Proyecto Educativo y el Proyecto Curricular del Centro, por lo tanto debe trabajar en colaboración con el personal docente para su cumplimiento.

Además de un buen administrador, el director debe ser un líder educativo, motivando constantemente a los profesores para así construir una buena atmosfera de trabajo. Como cabeza visible del centro educativo también es la persona que establece relaciones con los diferentes organismos públicos como el Ministerio de Educación, y realiza informes periódicos donde da cuenta de los resultados obtenidos por los estudiantes del centro.

Salario

Actualmente un alto porcentaje de los directores que ejercen en centros públicos son docentes del propio centro, bien elegidos de forma interna entre candidatos voluntarios o por el Ministerio de forma obligatoria, para trabajar también durante un tiempo como Directores. Por lo que perciben un sueldo que tiene como base el dinero que reciben como docentes de Educación Primaria, Secundaria o Bachillerato más un plus por su trabajo como director, que suele estar entre los 200 y los 400 euros mensuales (alrededor de unos 6.000 euros al año).

Este complemento se calcula teniendo en cuenta varios factores como el número de alumnos y etapas del centro, y también el lugar donde ejerce, porque dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que esté su salario puede variar hasta en un 22%.

Teniendo en cuenta todos estos factores, la banda salarial de un director de centro público se situaría, en sus inicios, entre 35.000 y 50.000 euros anuales.

En el caso de centros concertados y privados, el sueldo que perciben los Directores suele partir de los 30.000 euros anuales (según convenio de enseñanzas concertadas), pero puede elevarse hasta los 60.000 euros anuales, dependiendo del prestigio y número de alumnos del centro, comunidad autónoma, etc.

Salidas profesionales

  • Director General o Subdirector de un Centro Educativo público, privado o concertado.
  • Jefe de Estudios.
  • Secretario de Centro Educativo.
  • Director de recursos humanos de un Centro Educativo.
  • Coordinador de área, etapa o ciclo educativo.
  • Director de comunicación de una institución educativa.
  • Emprendedor educativo.
  • Consultor educativo.
  • Gestor de calidad educativa.
  • Líder de equipos docentes.

LA FORMACIÓN

Con la llegada de la LOMCE los requisitos para acceder a esta profesión han cambiado. El director de centro accede a través de oposiciones en las que es necesaria una formación específica: el certificado acreditativo tras haber cursado la formación impartida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Además, debe presentar un proyecto de dirección que incluya, entre otros, “los objetivos, las líneas de actuación y la evaluación del mismo”. El aspirante a director debe tener al menos cinco años de trayectoria como profesor funcionario de carrera en el centro en el que se solicite el puesto, que luego evaluará la administración educativa, que también tomará la decisión final de la elección. Se renovará su nombramiento cuando hayan finalizado los cuatro años en el puesto y tenga una evaluación positiva del trabajo que ha desarrollado.

En el caso de los centros privados y concertados, cada uno de ellos decide libremente cómo organizar sus órganos directivos y la forma de elegirlos.

Las personas que optan por ejercer esta actividad suelen ser graduados o licenciados (por lo general en Ciencias de la Educación, Educación Infantil, Educación Primaria, Pedagogía, Psicología, Psicopedagogía…), que han superado el curso de formación de la función directiva que imparte el Ministerio de Educación. Para conseguir una formación más específica, también se puede optar por cursar uno de los diferentes Máster en Dirección y Gestión de Centros Educativos que ofrecen varias universidades en nuestro país, dirigidos a formar a los docentes y otros profesionales que quieran concurrir a este puesto. Las materias que se ofrecen en estos postgrados suelen centrarse en el liderazgo educativo, la gestión de recursos (tanto humanos como materiales) de los centros educativos, la legislación propia del sector, la innovación y la comunicación, ya sea interna o externa.

ENTREVISTA

Sobre mi
"Creo que es fundamental tener la formación académica para saber gestionar, pero también una capacidad docente. Es decir, que hayas estado en el aula y seas capaz de afrontar o de responder cuestiones que suceden en el día a día. Y finalmente, tener un buen proyecto para el centro, y esa visión de futuro necesaria para que todo el mundo vaya hacia el proyecto que uno tiene"

Rafael Marcos - Director Técnico

Centro Educativo Valdecás (Madrid)

Rafael Marcos es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, y Doctorado, con calificación Cum Laude, en Economía Aplicada I (Economía Internacional y Desarrollo) por la Universidad Complutense de Madrid. También cuenta con el Título Profesional de Actuario de Seguros (Ciencias Actuariales) por la Universidad Complutense de Madrid.

Trabajó como profesor doctor en el Máster en Dirección y Gestión de Centros Educativos UNIR, en la asignatura de Gestión de Instituciones Educativas durante el curso 2013-2014. Ha participado en el proyecto de investigación DIM internacional 2014-2015 sobre la aplicación del currículum bimodal. Y formó parte del grupo de investigación sobre metacognición aplicada de UNIR.

Lleva más de diez años trabajando como Director Técnico Educativo del Centro Educativo Valdecás en Madrid, labor que compagina con la de profesor titular de Bachillerato en el mismo centro en las asignaturas de Economía, Economía de la Empresa, Fundamentos de Administración y Gestión y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales. Actualmente también es profesor del Máster Universitario en Formación del profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación profesional y Enseñanzas de idiomas de UNIR. Colabora con el Proyecto de investigación en dificultades de aprendizaje y competencias de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Y es miembro de la Junta Rectora de AESECE (Asociación Españolas de Entidades Colaboradoras de la Enseñanza).