Especialista en neuroeducación

LA PROFESIÓN

La falta de motivación en las aulas y el abandono escolar son algunos de los principales retos a los que se enfrenta actualmente la educación en todo el mundo. Esto ha impulsado a los especialistas a buscar soluciones con la ayuda de métodos alternativos e innovadores. Uno de ellos es la neuroeducación. Esta disciplina, en la que trabajan profesionales procedentes de la psicología, la educación y la neurociencia, busca aplicar al ámbito escolar todo lo que se sabe acerca de cómo aprende el cerebro, para mejorar las formas de aprendizaje.

La neuroeducación fusiona los conocimientos sobre neurociencia, psicología y educación. Es una disciplina puente entre la neurología y las ciencias de la educación, que permite aunar los conocimientos que tenemos acerca de cómo funciona el cerebro con lo que se sabe sobre las emociones y los procesos cognitivos que se relacionan con el aprendizaje.

Este campo de investigación es muy novedoso y no solo se dirige a ayudar a los alumnos con dificultades de aprendizaje, sino que también aborda aspectos como la atención, la memoria y la motivación, enfocados a mejorar el rendimiento escolar y, por tanto, el éxito académico. El objetivo es adecuar la forma de enseñar en las aulas a la manera en la que trabaja el cerebro.

La neuroeducación permite que el profesor entienda las particularidades del sistema nervioso y del cerebro, y a la vez relacione este conocimiento con el comportamiento de sus alumnos, su propuesta de aprendizaje, su actitud y el ambiente del aula, entre otros aspectos.

Aunque en otros países como EEUU, Inglaterra y Alemania la neuroeducación se estudia desde hace más de una década, en España es todavía bastante desconocida. Aunque esto puede que cambie en breve, porque el Ministerio de Educación estudia en estos momentos la posibilidad de aplicar la neurociencia en el diseño de un nuevo currículo de Educación Infantil, basado en competencias en lugar de áreas de conocimiento como se hace en la actualidad.

Causas del fracaso escolar.

Fuente: psicopedagogia.com

¿Qué hace un especialista en neuroeducación?

El trabajo del experto en neuroeducación consiste en diseñar estrategias de estimulación cognitiva para los alumnos. Esto, expresado en términos menos académicos, se traduce en una adaptación eficaz de las clases que imparte el docente. El objetivo es mejorar el rendimiento escolar y superar o reducir al mínimo las tasas de fracaso escolar.

Este profesional aplica la neuropsicología en la educación, buscando orientar sus enseñanzas al desarrollo del cerebro de los alumnos. Para ello, se ayuda de recursos didácticos que le permitan activar la conciencia emocional de los estudiantes, como: vídeos, fotografías, diapositivas, noticias, canciones… Los expertos recomiendan, por ejemplo, comenzar la clase con un elemento provocador que permita captar la actuación de los alumnos o apostar por estrategias innovadoras como la gamificación y la colaboración entre el alumnado.

Otra importante función del especialista en neuroeducación es la estimulación cognitiva de niños o adultos que presentan alteraciones neurológicas o trastornos del aprendizaje (dislexia, trastorno específico del lenguaje, trastorno por déficit de atención…), adaptando las lecciones a la diversidad que pueda presentar la clase. Estos profesionales trabajan en colaboración con los profesores, con los centros y con las familias, para poder incorporar ese proceso de aprendizaje personalizado a todos los aspectos de la vida diaria del niño.

Salario

En sus inicios, un experto en neuroeducación puede ganar entre 21.000 y 24.000 euros al año. Existen oscilaciones dependiendo del lugar de trabajo: consulta privada, centro docente… Si trabajan como personal de plantilla en centros educativos, su sueldo será igual al estipulado para todos los docentes, y la cantidad dependerá del tipo de centro (público o privado) y del nivel de estudios que imparta.

En el ámbito de la consultoría especializada y como asesores externos para centros educativos pueden llegar a percibir entre 26.000 y 30.000 euros anuales, e incluso más si su trabajo se desarrolla en la universidad.

Salarios por niveles educativos y centros.

ASESOR EXTERNO
26K-30K €
PLANTILLA CENTRO
21K-24K €

Salidas profesionales

  • Docente en centros públicos, privados o concertados, tanto generales como especializados.
  • Orientador especializado en la mejora del rendimiento escolar.
  • Especialista en atención a la diversidad.
  • Experto en procesos neuropsicológicos.
  • Asesor de proyectos de neuropsicología educativa.

LA FORMACIÓN

La neuroeducación es una nueva disciplina que está dirigida a todos los profesionales que tienen que ver con la enseñanza, en todos sus niveles: inicial, primaria, secundaria, universitaria… Puesto que se trata de conocimientos que se van a aplicar en el ámbito educativo, los profesionales que se forman en esta disciplina suelen proceder de titulaciones relacionadas como Magisterio, Pedagogía, Psicopedagogía, Psicología, Logopedia...

Estos estudios todavía son todavía muy novedosos en nuestro país y la oferta formativa es escasa. La opción más utilizada para especializarse en esta materia son los máster en neuroeducación y en neuropsicología aplicada a la educación que ofrecen algunas universidades, entre ellas UNIR, pionera en este ámbito.

Por lo general, se enseña a los estudiantes a optimizar el rendimiento escolar de sus futuros alumnos aplicando la neuropsicología en el proceso de aprendizaje. De esta forma, el docente consigue desarrollar el talento dentro del aula. Este tipo de formación suele contar con una primera parte teórica inicial en la que el estudiante aprende cómo es, cómo funciona y de qué forma aprende el cerebro humano, es decir, conocer el proceso neuropsicológico del aprendizaje. También destacan los módulos relacionados con la atención a la diversidad para tratar trastornos como la dislexia, el déficit de atención, la hiperactividad, las dificultades del lenguaje, trastornos evolutivos… Después, esos conocimientos se aplican en un entorno práctico, bien en espacios educativos oficiales o dentro del aula.

Las habilidades básicas que suelen solicitarse a estos expertos suelen ser muy similares a las que se pide a cualquier tipo de docente. Destaca, ante todo, la vocación y el entusiasmo para ejercer la docencia con niños y jóvenes, al igual que la paciencia. Capacidad de comunicación y cercanía también son importantes. Así como conseguir un equilibrio entre las habilidades anteriores y la autoridad que exige tratar con niños.

ENTREVISTA

Sobre mi
"No hay niños vagos, no hay niños flojos, hay niños con dificultades. Hay que saber detectarlas y saber cómo incidir en ellas. Trabajamos funcionalidad visual, funcionalidad auditiva, neuromotor, tacto, equilibrio, lateralización... Luego, de forma más específica, hacemos una intervención dependiendo de las necesidades que tenga cada niño"

Nuria Caballero Lopez-Barajas

Directora del centro NeuroAprende de Sevilla

Nuria Caballero es Licenciada en Psicología. Se formó en Neuropsicología y Educación por el Centro Universitario de Villanueva de la Universidad Complutense de Madrid. También ha cursado el Máster en Deficiencia Mental y Trastornos de Aprendizaje de la Universidad de Sevilla.

Durante quince años ha trabajado como Orientadora en el Colegio de Fomento Entreolivos de Sevilla, desarrollando no sólo las labores de orientación, sino como terapeuta en las tres etapas educativas, diseñando programas de prevención y formación del profesorado.

En una etapa anterior participó en el desarrollo de programas de reinserción social y laboral de la Unión Europea, en Extremadura. Así mismo desarrolló labores en materia de Recursos Humanos en distintas empresas extremeñas. También ha trabajado como docente en Cursos de Formación para el Profesorado en la UNED, en Centros del Profesorado de la Junta de Andalucía y en la asignatura de Dislexia en el Máster Universitario de Neuropsicología y Educación de la UNIR.

Actualmente colabora en materia de formación con la Asociación Dislexia Sevilla. Participa como consultora en neuroeducación en un grupo de sesiones clínicas de neurología, psiquiatría y psicología de Sevilla. Es colaboradora del Grupo de Investigación de Neuropsicología y Educación de la UNIR. Y dirige el centro NeuroAprende, que ofrece asesoramiento a padres y educadores para ayudarles a optimizar el desarrollo emocional, cognitivo y social de los niños.