Profesor de español en el extranjero

LA PROFESIÓN

Según se recoge en el anuario El español en el mundo 2017 elaborado por el Instituto Cervantes, en 2050 el 7,8% de la población mundial hablará español. Es decir, unos 754 millones de personas podrán comunicarse en nuestra lengua. En la actualidad el español es la tercera lengua más hablada en el mundo por detrás del inglés y el chino y más de 21 millones de alumnos lo estudian como lengua extranjera. Como resultado del creciente interés que suscita nuestra lengua, cada vez hay una mayor demanda de profesores de lengua española en el extranjero (ELE).

Actualmente nuestra lengua se disputa con el idioma francés y con el chino mandarín el segundo puesto entre los idiomas más estudiados como lengua extranjera, y en internet es la tercera lengua más utilizada (el 7,7% de los internautas se comunica en español). Estados Unidos, Brasil, Francia, Italia, Alemania y Reino Unido son en estos momentos los países donde hay una mayor demanda de profesores de español.

Una buena muestra de la gran demanda existente está en las 777 plazas para dar clases de español en el extranjero en todos los niveles educativos, que ha convocado el Ministerio de Educación el pasado diciembre de 2017 para el próximo curso escolar. Los países que más plazas ofrecen en esta convocatoria son Canadá, Estados Unidos y Reino Unido. Los docentes elegidos pueden trabajar en centros españoles en el extranjero, escuelas europeas o agrupaciones de lengua y cultura españolas.

Si bien es cierto que el español tiene presencia en muchos países, cada vez más se ofertan puestos de trabajo como docente en países extranjeros. Como cualquier lengua, aprender español abre fronteras y permite establecer relaciones con los países hispanohablantes, los cuales están viviendo un crecimiento económico. Es prácticamente imposible hacer un cálculo completo de todos los profesores de español para extranjeros que ejercen en estos momentos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Sólo durante el curso 2015-2016 el Instituto Cervantes registró casi 90.000 inscripciones para los exámenes de DELE (los títulos oficiales acreditativos del grado de competencia y dominio del idioma español que otorga esta institución en nombre del Ministerio de Educación).

Número de hablantes de español en el mundo
(en millones)

Fuente: Gráficas realizadas con los datos de los informes anuales del Instituto Cervantes desde el año 2014 hasta 2017 (cifra acumulada).

Países en los que hay mayor número de estudiantes de español
(en millones)

Fuente: Gráficas realizadas con los datos de los informes anuales del Instituto Cervantes desde el año 2014 hasta 2017 (cifra acumulada).

¿Qué hace un profesor de español en el extranjero?

Las tareas que desempeñan estos profesionales se centran en la adaptación del idioma al contexto particular del lugar donde imparta las clases. También deben encontrar las necesidades exactas que tiene cada alumno, anticiparse a sus dudas y motivarle para que siga aprendiendo y mantenga el interés por ese idioma.

La elaboración de contenidos a medida, de material complementario que puedan utilizarse de forma online, la redacción de las clases, la metodología con juegos y otros elementos para mantener la atención del alumno son algunas de las labores propias de este perfil profesional.

Para definir cuáles son las funciones que deben realizar estos profesionales, el Instituto Cervantes ha publicado un documento titulado “Las competencias clave del profesorado de lenguas segundas y extranjeras” donde recoge en estos ocho puntos cuáles deben ser sus competencias:

  • Participar en los proyectos de la institución donde trabaje e identificar los problemas para proponer mejoras.
  • Uso de las TIC para llevar la innovación a las clases, mediante recursos online, por ejemplo.
  • Adaptar el plan de estudios a los alumnos.
  • Evaluar el aprendizaje y actuación del alumno mediante herramientas como pueden ser glosarios, pruebas de nivel, etc.
  • Saber gestionar sentimientos y emociones que puedan tener consecuencias negativas para el desarrollo de las clases.
  • Hacer un trabajo de observación y autoevaluación para detectar las posibles mejoras en sus clases y en la institución en la que trabaje.
  • Facilitar la comunicación intercultural.
  • Implicar a los alumnos en el control de su propio aprendizaje para que cada vez sean más autónomos.

Salidas profesionales

  • Escuelas de idiomas, centros internacionales, colegios privados, clases particulares.
  • Investigación en educación.
  • Embajadas españolas y consulados en el extranjero, y organismos públicos como las Consejerías de Educación.
  • Asesor en editoriales y medios de comunicación.
  • Traductor.
  • Mediación lingüística en áreas como la Gestión Territorial y Turismo.

Salario

El sueldo que perciben estos profesionales varía mucho dependiendo de si realizan su labor dentro o fuera de España y para qué tipo de centros. Si trabajan en centros de formación no reglada (academias y empresas privadas de idiomas) su sueldo suele ser bastante bajo (en torno a los 11.000-13.000 euros al año).

Si dan clases a estudiantes extranjeros en universidades españolas pueden cobrar en torno a los 23.000 – 26.000 euros anuales, cifra que puede alcanzar hasta los 35.000 si alcanzan la categoría de profesor asociado.

Si trabajan fuera de nuestras fronteras, el sueldo que perciban dependerá de su categoría (auxiliares de conversación, lectores, profesores visitantes…) y del país donde desempeñen su actividad. Por ejemplo, en Estados Unidos y Canadá estaría entre 30.000 y 70.000 dólares, en Reino Unido entre 23.000 y 45.000 libras anuales, en Polonia y Rumanía cobrarían unos 18.000 euros anuales.

Salarios por niveles educativos y centros.

ENSEÑANZA NO REGLADA
11K-13K €
CENTROS PÚBLICOS
23K-35K €
CENTROS PRIVADOS
18K-60K €

LA FORMACIÓN

La formación más adecuada para este perfil es contar con un Grado en Filología Hispánica. Aunque se pueden estudiar también otros grados relacionados (otras filologías, lingüística y lenguas aplicadas, traducción e interpretación…). En términos generales, hay que tener una buena formación en el idioma español y también un buen nivel en el idioma del país donde se ejerza, pero también habilidades para saber trasmitir esos conocimientos.

La formación más demandada para la preparación como profesor de español en el extranjero son los cursos de preparación para los exámenes DELE del Instituto Cervantes, con el que se certifica tener un buen nivel del idioma tanto escrito como oral. Para acceder a él se requiere tener formación universitaria, experiencia anterior como docente de español como lengua extranjera, formación específica sobre ello y tener una competencia adecuada en inglés o francés. A pesar de que no es una formación reglada y obligatoria, el Instituto Cervantes está trabajando para ofrecer una titulación de profesor de español oficial.

También se puede cursar el Máster en Español como Lengua Extranjera (ELE) para ser docentes de español que ofrecen varias universidades, y en el que se estudia desde el estudio fonético, gramático y ortográfico del español, hasta literatura española o aprendizaje y teorías en Educación.

ENTREVISTA

Sobre mi
"A la hora de enseñar un lenguaje no solo vale el hecho de enseñar la gramática, el vocabulario o la estructura, sino que además tenemos que abordar temas culturales, costumbres, literatura, maneras de vivir… para que el alumno conozca, de la manera más completa posible, la cultura española"

Paula Román Ferrer

Profesora de Español para Extranjeros. Suffolk University.

Paula Román Ferrer (Huesca, 1987) es profesora de español para extranjeros desde hace más de cinco años. Licenciada en Psicología por la Universitat de Barcelona y con un Máster de Enseñanza de Español como lengua extranjera por la Universidad Internacional de La Rioja, imparte clases en Suffolk University Madrid y además trabaja con alumnos on-line de diferentes países como Reino Unido, Emiratos Árabes Unidos o Australia.