Directora de Tecnología

LA PROFESIÓN

El acceso de empleados y clientes a la información de las empresas de forma remota desde cualquier dispositivo móvil (smartphones, portátiles, tabletas, wearables…), los servicios de cloud computing y las tecnologías big data están propiciando la aparición de nuevos modelos de negocio y revolucionando los procesos internos de las empresas. La adopción de estas tecnologías está provocando una mayor demanda de profesionales responsables de desarrollar la visión tecnológica que debe tener la compañía.

La revolución digital que estamos viviendo ha aumentado en los últimos años la demanda de profesionales que aúnen capacidades tecnológicas y de gestión para llevar a cabo los proyectos IT que se requieren para abordar dicha revolución. Según los datos recogidos en el Informe Infoempleo Adecco, en 2018 casi un 10% del total de las ofertas publicadas en el área de tecnología solicitaban profesionales expertos en la gestión y dirección de proyectos IT. Esta área se encuentra entre las más demandadas, tras análisis y programación, soporte, sistemas, redes y ciberseguridad.

No existe una definición única y consensuada sobre las labores que realizan estos profesionales. En las empresas más grandes el CTO (Chief Technology Officer o Director de Tecnología) es el máximo responsable del departamento tecnológico de una compañía. Su principal objetivo es analizar qué beneficios puede sacar la empresa de las nuevas tecnologías, identificar cuales le interesan más a la compañía y evaluar su funcionamiento. Este trabajo se diferencia del que realiza el CIO (Chief Information Officer o Director de Sistemas de Información), más centrado en gestionar los equipos técnicos y mejorar la eficiencia de los procesos internos, con el fin de garantizar una comunicación efectiva y mantener la organización funcionando de manera eficiente y productiva.

Pero en empresas más pequeñas, las labores que realizan los directores de tecnología o proyectos tecnológicos no están tan delimitadas. Dentro de las tareas que suelen realizar se puede incluir desde la supervisión de proyectos de desarrollo de software hasta actualizaciones de red y de instalaciones de hardware, despliegues de computación en la nube, proyectos de gestión de datos y análisis de negocio hasta la implementación de servicios IT. Además, suelen ser responsables del control económico de la empresa en proyectos de tecnología (cuánto queremos invertir, qué tenemos y qué podemos permitirnos), el control del alcance de cada proyecto (qué vamos a hacer y cuándo), así como la gestión de la motivación y las relaciones del equipo (cuál es el estado de ánimo de los trabajadores, qué relaciones tienen entre ellos...).

Distribución de ofertas de empleo en tecnología

Fuente: Informe Infoempleo Adecco 2018.

¿Qué hace un Director de Proyectos Tecnológicos?

El director o directora de proyectos tecnológicos es la persona que lidera la gestión y el seguimiento de los proyectos IT que se llevan a cabo en la compañía. Entre las funciones que desempeña destacan: marcar la estrategia tecnológica de la compañía a partir de la definición de los objetivos y la estrategia de negocio, seleccionar e implantar soluciones tecnológicas a corto, medio y largo plazo, y servir de divulgador de la tecnología.

También se encarga de elaborar y llevar a cabo el seguimiento de los presupuestos para esa área, presta apoyo a los distintos departamentos para conseguir la máxima eficacia en el uso de los sistemas tecnológicos de la compañía, y desarrolla todo tipo de políticas relacionadas con la seguridad y protección de datos y sistemas.

Su objetivo principal es conseguir que la implantación de una solución tecnológica sea un éxito en la consecución de objetivos, así como en el empleo de los recursos y esfuerzos previstos.

Salario

Aunque el rango de salarios para este perfil depende del rol específico que desarrolle en la compañía, de la experiencia del candidato y el tamaño de la empresa. La creciente demanda empresarial y la escasa oferta de profesionales en este ámbito se traducen, en muchos casos, en sueldos que van desde los 53.000 euros hasta los 120.000 euros al año. El sueldo medio se sitúa en torno a los 65.000 euros.

Salidas profesionales

  • Director de Proyectos Tecnológicos
  • Director de Innovación y Tecnología
  • Consultor de Tecnologías de la Información
  • Ingeniero de Proyectos
  • Investigador en Sistemas y Tecnologías de la Información
  • Analista y Desarrollador de software

LA FORMACIÓN

El director de tecnología debe tener un amplio conocimiento de las tecnologías existentes, saber analizar cómo deben implementarse y cómo pueden ayudar a la empresa. Es imprescindible que cuente con una buena base técnica que le permita saber de sistemas, infraestructuras, desarrollos y herramientas tecnológicas. Por ello, gran parte de estos profesionales proceden de carreras de tecnología como Ingeniería Informática, Telecomunicaciones o Computación.

Pero además de la formación tecnológica, las personas que desarrollan este trabajo también deben tener una orientación total a negocio, por lo que debe contar con un profundo conocimiento del mercado y de economía de la empresa. Las habilidades de gestión corporativa y de dirección son también cualidades muy valoradas en estos perfiles.

Para conseguir una formación más específica, se puede optar por cursar un postgrado en dirección y gestión de la innovación, dirigido a formar a gestores, responsables y directores de innovación. Las materias que se ofrecen en estos postgrados suelen centrarse en dar a conocer diferentes modelos de innovación, metodologías que se pueden aplicar para innovar, claves de tecnologías disruptivas y organizaciones exponenciales, viabilidad de productos y servicios, impacto de las tecnologías en la organización y el cliente, entre otras.

¿Qué es lo más valorado de este perfil?

En esta profesión resulta fundamental el reciclaje continuo, ya que el constante avance de las tecnologías implica tener que conocer todas las tendencias que vayan surgiendo. Esto implica una curiosidad natural y el deseo de no parar de aprender.

También deben poseer un sentido metódico y riguroso de la organización, ser buenos comunicadores y tener habilidades de liderazgo, así como tener la capacidad de tomar decisiones y resolver problemas con rapidez y eficacia.

ENTREVISTA

Sobre mi
"La mujer tiene una capacidad de inteligencia emocional muy fuerte comparativamente con el hombre, y esa capacidad de inteligencia emocional se refleja mucho en la gestión de equipos, que es una parte muy importante de la gestión de los proyectos de sistemas de información"

Elisa Martín Garijo

Directora de Tecnología e Innovación en IBM España, Portugal, Grecia e Israel

Elisa Martín es Licenciada en Matemáticas en la especialidad de Lógica Matemática y Computación por la Universidad Complutense de Madrid, y cuenta con más de 32 años de experiencia en el sector tecnológico. Desde hace ocho años es Directora de Tecnología e Innovación (Chief Technology Officer) para IBM España, Portugal, Grecia e Israel.

Como especialista en sistemas de grandes empresas, arquitecturas web e integración de aplicaciones, ha participado en el diseño y puesta en marcha de soluciones multicanal, arquitectura de empresa y de sistemas específicos de desarrollo. Elisa participa en diversos estudios de investigación a nivel internacional y nacional. Tiene dos patentes y ha escrito varias colaboraciones y estudios sobre productos y procesos técnicos. Como ejecutiva, es responsable de mantener la excelencia y la vitalidad de la comunidad técnica de su organización como soporte del valor que proporciona IBM en la generación de la innovación para los clientes y la sociedad.

En los últimos años ha estado ligada a varios proyectos de ciudades inteligentes. Forma parte del Consejo Gestor del Centro de Tecnología de Supercomputación, una iniciativa de investigación entre IBM y el Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) situado en Barcelona y del equipo de dirección de la Cátedra de Grandes Sistemas y Supercomputación creada por IBM y la Universidad Autónoma de Madrid. Certificada como arquitecto senior de Sistemas de Información, tiene la posición de ingeniero distinguido y es miembro del equipo de liderazgo de la Academia de Tecnología de IBM.